Header Ads

Ultimas Entradas
recent

Nilmary Boscan: “Cultiva tu ser”

Nilmary Boscan: “Cultiva tu ser”

Existe una frase muy profunda y reflexiva de un autor desconocido que dice así: “Le pedí a Dios que me diera de todo,  para disfrutar la vida y el me respondió: Te di la vida para que disfrutes de todo”.

El dinero y los bienes materiales,  nos proporcionan una estabilidad y seguridad económica,  más si se han obtenido gracias al esfuerzo y trabajo arduo de cada día.  El trabajo, tiene como una de sus recompensas,  la satisfacción de las necesidades económicas del ser humano. A todos nos gusta tener calidad de vida,  comer bien,  vivir en una casa cómoda,  viajar,  vestir bien,  ahorrar,  conducir un buen automóvil,  tener un teléfono de gama alta, invertir y poder disponer de dinero para solventar las situaciones que se nos puedan presentar en el transcurso de la vida,  pero hay que tener muy presente que lo material no llena lo espiritual ni cultiva el ser. Por ejemplo, hay quienes poseen mucho dinero y poder y están completamente vacios en su ser,  viven tristes y con muchos problemas emocionales,  por el contrario hay otros que tienen escasamente lo necesario para vivir,  son realmente felices y  optimistas ante la vida. 

El dinero nos proporciona un bienestar patrimonial,  incluso un buen manejo nos permite ayudar a otros más necesitados.  Sin embargo,  el dinero y todo lo que se puede comprar, no es lo que va a nutrir la sustancia de una persona. Por esta razón es necesario motivarse a “ser  más que a tener” y esto significa cultivarnos cada día mediante valores que le den un verdadero significado a nuestra existencia. 

Crecer como ser humano,  conocerse y amarse,  mas allá de lo material, ser coherente en lo que se piensa, dice y hace,  además de sembrar valores es la mejor compra que una persona puede hacer porque esta llenando su vida,  dándole un verdadero significado, de tal manera que lo material seria un aspecto secundario producto de sus logros.

La frase que esta al comienzo de este articulo,  le da suprema importancia a la vida como el canal primario para obtener todo lo que deseamos,  es por ello que debemos amarla y cuidarla. Dios creo al hombre a su imagen y semejanza, para que viva una vida plena, siendo su cuerpo, un templo que debe cuidar y su alma un tesoro que debe guardar con mucho amor. 

La felicidad,  está en nuestras manos,  no depende de nada ni de nadie,  es una decisión personal, basada en la libertad y el amor por si mismo,   solamente hay que tener la intención de cultivarla a diario,  conociendo nuestras debilidades y  fortalezas,  entendiendo que los éxitos nos hacen sentir muy bien,  pero que los fracasos no son malos,  al contrario, es el primer paso para avanzar y obtener el éxito con mayor aprendizaje. Persigue tus sueños con fe y esperanza, que tu vida sea ejemplo para otros,  porque esta llena de resplandecientes luces llamadas valores. 

Cuando una persona  cultiva primero su ser  esta preparada para alcanzar todo lo que desea en su  vida. 

Nilmary Boscan Maldonado
Abogada
jperezsaez@gmail.com. Con tecnología de Blogger.